Regalo de navidad/ A present for Christmas

El pasado día 23 de diciembre me hicieron un regalazo de navidad. Gracias a un amigo, me ofrecieron realizar un cuentacuentos de algún cuento mío en el Hospital del Sureste, en Arganda del Rey, como parte de un evento para los niños hospitalizados y los hijos de los empleados. No pude decir que no.

Susana, mi socia en esto de contar historias, tampoco pudo resistirse cuando le propuse acompañarme, así que tuvimos que vernos para ver qué cuento contar y cómo hacerlo.

Viendo las posibilidades, decidimos que el cuento que más posibilidades nos ofrecía para contarlo de esa manera era el que da título al libro, “Las bufandas de Lina”.

Tras comprar varios artículos para disfrazarnos un poco y pasarme una semana entera haciendo mariposas de cartulina y flores de goma EVA, nos plantamos en un salón de actos lleno de peques ante los que dimos lo mejor de nosotros para hacer que pudieran pasar un buen rato (y, según nos dijeron, así fue).

No puedo compartir el vídeo con vosotros porque aparecen los niños, pero sí os dejo algunas fotos para que veáis cómo fue.

A ver si, con un poco de suerte, nos salen más cositas de estas porque nos lo pasamos GENIAL.

Besos y feliz navidad.

“El éxito es encontrar satisfacción en dar un poco más de lo que recibes”.

Christopher Reeve

 

Last December, 23rd I received an amazing present for Christmas. Thanks to a good friend, I got offered to do a storytelling with one of my tales in a hospital in Arganda del Rey, as a part of an event for the hospitalised children and the staff ones. I couldn’t refuse it.

Susana, my partner when it0s about telling stories, couldn’t resist neither when I gave her the chance to join me, so we just had to meet up and decide which tale to tell and how.

Considering our options, we decided that tha story with more possibilities for us was the one than name the book “Lina’s scarves”.

After buying some dressing-up articles and spending a whole week cutting cardboard butterflies and foam flowers, we got into a completely crowded room full of children, so we had to gave our best just to make them happy (and, according to what we have been told, we did it).

I cannot share the video because the children are in it, but I can show you some pictures to let you know how it was.

Let’s see if, luckily, we can do it more often because we had an amazing time.

Kisses for all and happy Christmas!

“Success is finding satisfaction in giving a little more than you take”.

Christopher Reeve

Anuncios

El proceso de revisión

Sí, aún sigo esperando noticias sobre fechas de “Las bufandas de Lina y otros cuentos animalados”… Menos mal que tengo paciencia casi ilimitada… 😉 Así que, antes que seguir esperando sin más, he decidido continuar con algunos de los proyectos que tengo empezados.

El principal de todos, como ya sabéis, es la primera parte de “El destino de Tamarán”. Hace un par de semanas publiqué la entrada en la que incluí opiniones positivas de algunas personas que lo han leído, “Gusanillos que pican“. Esta semana, voy a hacer lo contrario. Casi todas las personas que han podido leerlo han tenido las mismas críticas en cuanto a lo que se podría mejorar y/o cambiar, añadir, eliminar… Y siempre he sido bastante inteligente al respecto, pues he intentado hacerles todo el caso posible.

Algunos de los comentarios me informan de que la trama podría enmarañarse bastante más; que algunos personajes pueden tener mucha más vida; que Gabriel, el protagonista, muchas veces está a la sombra de otros personajes; intentar que el narrador no tenga tanta información; reubicar los momentos de realidad (ya lo entenderéis) para que no resulten pesados; crear más expectaciónGRACIAS, tanto a las editoriales como a los amigos, familiares y conocidos que lo habéis leído y me habéis dado tantos buenos consejos 🙂

De momento, el resultado es que he añadido más de cincuenta páginas desde el primer borrador; he incluído nuevas tramas para intentar que el lector se enganche más a la historia; hay mucho más sobre casi todos los personajes, entre ellos Gabriel; los momentos de realidad, salvo alguna excepción en la que es imposible, están al final de algunos capítulos; hay más información sobre Tamarán y sus distintos reinos… En definitiva, y siempre desde mi opinión, creo que está quedando muchísimo mejor y espero que, una vez que acabe con esta revisión y lo envíe a las editoriales, lo vean con mejores ojos. Y espero, también, que el hecho de tener un libro ya publicado no les haga tener tanto miedo a la hora de publicar.

Mientras que ese momento llega, seguiré leyendo, releyendo, corrigiendo, revisando, cambiando, suprimiendo, añadiendo, reubicando… Vamos, volviéndome loco, que no es un trabajo nada fácil…

¡Necesito vuestros ánimos! 🙂 Y he visto que todas las semanas recibo bastantes visitas de países distintos al mío, sobre todo latinoamericanos, y me encantaría que, alguna vez, me dejarais un comentario  presentandoos y que me dierais vuestra opinión, pues la apreciaré tanto como siempre hago.

¡Un abrazo a todos! (Sí, estoy con muchas ganas de seguir avanzando… ¿Me acompañáis?)

“Cometer un error y no corregirlo es otro error”.

 Confucio