Fantasía preciosa en una pantalla/ Beautiful fantasy on a screen

Aún a la espera de ver la última película de los maravillosos Estudios Ghibli, “El viento se levanta”, firmada por Hayao Miyazaki (un genio), quiero dedicar esta entrada a las películas de esta fábrica de sueños.

Son tantos los títulos que me han atrapado, tantas las películas que me han inspirado… “Ponyo en el acantilado”, “El castillo ambulante”, “La princesa Mononoke”, “Arrietty y el mundo de los diminutos”… ¡Tantas!

No sé si es la estética; lo increíbles que son los dibujos; el tempo que utilizan; los diálogos… Seguramente sea el conjunto, pero lo cierto es que todas las películas de Ghibli que he visto me han enamorado por una u otra razón.

Sabéis que creo que la inspiración hay que buscarla en todas las esquinas posibles y el cine, si es así de bonito, es una herramienta muy, muy útil.

Y, para acabar, con todos mis respetos a Disney (y con todo lo que me encanta), me quedo con Ghibli y sus historias y, por eso, os las recomiendo a todos y a todas.

“Las almas de los niños son los herederos de la memoria histórica de las generaciones anteriores”.

Hayao Miyazaki

 

Still waiting to watch the new film by the marvellous Ghibli Studios, “The sun rises”, signed by Hayao Miyazaki (a genius), I want to dedicate this post to the films by this factory of dreams.

There are so many titles that have trapped me, so many movies that have inspired me… “Ponyo on the cliff by the sea”, “Howl’s moving castle”, “Princess Mononoke”, “The secret world of Arrietty”… So many!

I don’t know if it is because of the aesthetic; because of the incredible drawings; becuase of the tempo they use; because of the dialogues… Surely, it is because of everything together, but the truth is that all the Ghibli movies I have seen have made me fall in love for one reason or another.

You know that I believe that inspiration has to be searched in every possible corner and cinema, if it is as beautiful as the one I am talking about, is a very, very useful tool.

And, as a conclusion, with all my respects to Disney (and knowing that I love their movies), I have to saty that I prefer Ghibli and their stories and, for that reason, I recommend them to you all.

“I believe that children’s souls are the inheritors of historical memory from previous generations”.

Hayao Miyazaki

Buscando la inspiración

Hay muchas veces que, al sentarnos a escribir, notamos que nos faltan las ideas. Hay momentos, rachas de “lucidez” en los que las palabras parecen escribirse solas, directamente de tu cabeza al ordenador. Hay otras épocas, de diversa duración, en los que parece que las musas nos dan la espalda y nos dificultan el trabajo. Picasso decía eso de “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando” (hoy os vais a ir con dos frases en lugar de una), pero es cierto que hay algunos truquillos que, por lo menos a mí, ayudan bastante.

1) La música.

Me imagino que, como en todo, cada uno tendrá sus gustos y sus preferencias. Supongo, también, que depende de lo que se esté escribiendo, vendrá mejor un tipo de música u otro. En mi caso, al escribir (por el momento) fantasía, el cuerpo me pide escuchar a cantantes como Enya o Dido o, simplemente, música celta, alguna que invite a imaginar lugares mágicos. A veces también he escuchado algo de Evanesence, sobre todo en los momentos en los que hay alguna lucha. Como digo, la elección depende de muchos factores. ¿Tenéis alguna recomendación?

2) Los viajes.

Viajar a sitios desconocidos o volver a esos lugares que siempre nos han servido para pensar, para buscar algo de tranquilidad, es algo que siempre es bueno a la hora de buscar inspiración. Yo acabo de llegar de pasar cuatro días en Escocia, principalmente en Edimburgo, aunque también hemos podido ver algunos lagos, un castillo y un Parque Nacional. Es cierto que Edimburgo (según nos dijo el guía, la segunda ciudad más gótica del mundo, después de Bucarest) invita mucho a esa magia de la que os hablo. Los edificios, los bosques, la luz grisácea, incluso los cementerios son lugares impresionantes que no dejan a nadie indiferente. También cuenta el hecho de haberme podido tomar un café en “The elephant house”, la cafetería donde J .K. Rowling escribió la mayor parte de Harry Potter, o que haya visto las tumbas de William McGonagall o de Tom Riddle en Greyfriars Graveyard, de donde sacó algunos de los nombres que luego emplearía. Saber que alguien como ella buscó la inspiración en esa ciudad para escribir toda la inmensidad de Harry Potter es algo muy, muy grande. Y solo os comento que mi próximo viaje es a Copenhague, ciudad en la que vivió Hans Christian Andersen la mayor parte de su vida…

3) El cine.

A veces el cine, los documentales y demás material audiovisual es una gran ayuda para buscar la inspiración. Buscad películas que tengan que ver con aquello que estáis escribiendo. Ved documentales de lugares a los que es difícil viajar y que creéis que os pueden servir. Para “El destino de Tamarán” la mayor parte de lo que he escrito ha salido de mi imaginación (aunque los recuerdos que tenemos siempre influyen), pero para un proyecto que tengo en mente voy a tener que ver muchos, muchos, muchos documentales… Algún día os contaré.

4) Los libros.

Qué os puedo decir que no os haya dicho ya sobre la importancia que tiene leer, en general, y, también, para inspirarnos. No voy a repetir lo mismo, que la entrada ya está siendo lo suficientemente larga, así que os remito el artículo que escribí para la gente de Boolino http://www.boolino.com/es/blogboolino/articulo/lee-lee-y-lee-escribe-escribe-y-escribe/ Al menos en mi caso, si en algún momento me atasco, leer algún libro de la misma temática que estoy escribiendo ayuda, y mucho. Si tengo que elegir un libro que me haya sido útil al estar escribiendo “El destino de Tamarán”, me quedo con la saga de “Elric de Melniboné”, de Michael Moorcock, saga que aprovecho para recomendaros a todos.

Como todo lo que escribo en este blog, esta entrada está enfocada a la escritura, pero seguro que todos aquellos que realicéis alguna actividad creativa tenéis también vuestros métodos para buscar inspiración, y me encantaría que los compartierais.  Siento que me haya extendido más de la cuenta… ¡Un abrazo a todos!

“La inspiración es un huésped que no visita de buena gana al perezoso”. 

Piotr Ilich Chaikovski