Mi primera reunión con mi editor/ My first meeting with my editor

Algunas personas tiran la toalla después de un fracaso. Se rinden. Prefieren dedicar su tiempo a otra cosa. Por suerte o por desgracia, yo no me encuentro entre esas personas. Yo aprendo. Lucho. Puedo caerme, pero siempre me levanto.

El sábado pasado, día 9 de mayo, me reuní con Diego Iturriaga, mi primer editor, quien sí va a apostar por mí y por mi libro, y me dio su palabra de que “Las bufandas de Lina y otros cuentos animalados” va a ver la luz muy, muy pronto. Su editorial se llama “Endymion” .Gracias, Diego, de corazón.

No había lugar más apropiado que la Biblioteca Británica 🙂

La cuenta atrás ya ha comenzado… Os seguiré contando.

“Primero te ignorarán. Después, se reirán de ti. Después, te atacarán. Entonces, habrás ganado”.

Mahatma Gandhi

Some people throw in the towel after a failure. The surrender. They prefer to spend their time in another thing. Fortunately or unfortunately, I am not among this people. I learn. I fight. I can fall over, but I always stand up again.

Last Saturday, May 9th, I had my first meeting with Diego Iturriaga, my first editor, and he is going to bet for me and for my book, and he gave my his word: “Lina’s scarves and other animalated tales” is going to see the light very soon. His publishing house is called “Endymion”. Thanks, Diego, from the bottom of my heart.

There was not a more appropiated location than the British Library 🙂

The countdown has already started… I will keep you updated.

“First they ignore you, then they laugh at you, then they fight you, then you win”.

Mahatma Gandhi

¿Por qué escribes un blog?/ Why do you write a blog?

Ya he conocido a varias personas que, al enterarse de que escribo un blog, me preguntan que por qué lo hago, y me parece un buen punto para escribir una entrada.

Es cierto que comencé a escribirlo a mediados del verano de 2013, cuando me confirmaron que iban a publicar “Las bufandas de Lina y otros cuentos animalados”. El blog, pensé, me serviría para ofrecer algo más a mis posibles lectores. Sería una buena plataforma en la que darme a conocer, un lugar de encuentro para todo aquel que quisiera dejar algún comentario, pregunta o crítica. Quería ser más cercano, más real, y que aquellos que me leyeran supieran un poco más sobre quién soy y qué hago.

Como ya sabéis, mis cuentos aún no se han publicado (sigo cruzando los dedos), pero decidí seguir con el blog a pesar de todo, y lo hice por varias razones:

1) Porque me gusta escribir.

2) Porque el principal propósito por el que lo empecé seguirá estando ahí cuando consiga publicar, y habrá mucho más material.

3) Porque, sean muchos o pocos, tengo un buen número de lectores que están ahí cada semana desde más de sesenta países diferentes (os sigo pidiendo a los que me leáis desde esos países que me dejéis un comentario algún día, me haría mucha ilusión).

El “top ten” de los países que leen el blog

Así que, mientras esos tres motivos sigan estando ahí, continuaré publicando una nueva entrada cada semana. Por vosotros, por mis (futuros) libros y por mí.

“Prefiero ser un fracaso en algo que amo que un éxito en algo que odio”.

 George Burns 

 

I have already met quite many people who, when they see that I write a blog, aske me why I do it, and I thik that is a good start to write a new post.

It is true that I started writing it in the summer of 2013, when “Lina’s scarves and other animalated tales” were confirmed to be published. The blog, I thought, would be useful to offer something more to my possible readers. It would be a wonderful platform to let people know more details about me, a meeting place for everyone who wanted to drop a message, question or critic. I wanted to be closer to them, more real, so these ones who read me could know who I am and what I do.

As you know, my tales have not been published yet (my fingers are still crossed), but I decided to keep writing the blog, and I did it due to several reasons:

!) Because I like writing.

2) Because the main intention will be still there when I will get published, and there will be much more information.

3) Because, many or not, I have an important number of readers who are there week after week from more than sixty different countries (I still would ask you to leave some words, I would be so glad if you did so).

Top ten of the countries that read the blog

So, until these reasons are there, I will keep publishing a post every week. For you, for my (future) books and for me.

“I’d rather be a failure at something I enjoy than a success at something I hate”.

George Burns

Volver a empezar/ Beginning again

Como lo prometido es deuda, aquí tenéis la primera entrada de esta nueva temporada con el vídeo que os prometí: la charla que di en el Hospital Infantil del Niño Jesús, en Madrid, con motivo del Día del Libro el pasado 23 de abril de 2014. En él hablo de la importancia de la literatura en la educación, de los beneficios que leer y escribir nos pueden aportar en la vida y, además, el vídeo acaba con una sorpresita… ¡Pinchad en la imagen para verlo!

Gracias por haber seguido atentos al blog aunque lo haya tenido parado. A partir de ahora, y como siempre, podréis leer una entrada semanal, los miércoles, como siempre.

Bienvenidos de nuevo, mucha suerte para esta vuelta de las vacaciones y un abrazo para todos.

“Cuanto más leas, más cosas sabrás. Cuanto más aprendas, a más lugares irás”.

Dr. Seuss

 

As I promised, here you have the first post of this new season with the video I told you about: the speech I gave at the Niño Jesús Hospital for Children, in Madrid, because of the World Book Day last April 23rd, 2014. In that video I talk about the importance of literature in education, about the benefits that reading and writing can bring to our lives and, also, the video ends up with a little surprise… Click on the picture to watch it! I am sorry it is in Spanish, though.

Thanks for keeping an eye on the blog even if it has been sleeping. From now and on, as always, you will have a post every week, on wednesdays, as usual.

Welcome again, the best of lucks for this return from the holidays and a big hug for all of you.

“The more you read, the more things you know. The more that you learn, the more places you’ll go”

Dr. Seuss

El mejor Día del Libro de mi vida/ The best World Book Day of my life

Hoy ha sido el día. Desde ahora, el 23 de abril de 2014 se va a quedar en mi memoria para siempre. La directora del Colegio del Hospital del Niño Jesús, Charo; las profesoras, incluida mi queridísima Pilar; el resto de empleados y, sobre todo, lo más importante, los niños y niñas que están ingresados, se han acercado al teatro del cole para hablar de literatura.

Hemos hecho una lectura conjunta de varias páginas de El Quijote; algunos de los alumnos han presentado sus trabajos sobre Platero y yo, por su primer centenario; y luego… He tenido que lidiar con nervios y con alguna lágrima que quería escaparse para comenzar con mi charla.

He hablado con ellos de la importancia de la lectura, de los recuerdos que tengo de mis padres leyéndome de pequeño, de mis profesoras introduciéndome en la lectura y la escritura… Y de cómo todos esos recuerdos y todas esas vivencias me han llevado a escribir.

Para terminar el acto, las profes, algunos alumnos y yo hemos leído uno de los cuentos que forman Las bufandas de Lina y otros cuentos animalados, titulado “Las escamas perdidas de Lu”, una historia sobre un pez muy especial que escribí precisamente gracias a la experiencia inolvidable que viví cuando trabajé en el cole.

No me salen las palabras para describir lo que he sentido… Saber que por algo mío los niños han pasado un buen rato, han participado, han sonreído… Que vengan a saludarme al terminar el acto, a darme dos besos, a darme las gracias, a decirme que les ha encantado la charla y el cuento… ¿Qué os voy a decir? Se me cae la vida

Son momentos como este los que de verdad merece la pena vivir, los que te hacen crecer, los que te llenan de una felicidad inmensa… Estar con los niños, compartir con ellos tu tiempo, tu alegría y tus palabras es lo más grande que, como escritor, me puede pasar.

“No te rindas, por favor no cedas.

Aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda,

y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños”.

Mario Benedetti

Today it has been the day. From now, april, 23rd of 2014 will always remain in my memory forever. The head teacher of the Niño Jesús Hospital School, Charo; the teachers, including my dear Pilar; the rest of the staff members and, above all and most important, the kids that are hospitalized,  have come to the theatre to talk about literature.

We have read together some pages of The Quixote (Miguel de Cervantes); some of the students have presented their work about Platero and I (Juan Ramón Jiménez) for its first centenary; and after that… I have had to deal with my nerves and some tears that wanted to escape from my eyes to start with my speech.

I have talked to them about the importance of reading, about the memories I have of my parents reading for me when I was a child, about my teachers introducing reading and writing to me… And about how all these memories and all these experiences have driven me to writing.

To finish the act, some of the teachers, some students and I have read one of the tales that are included in Las bufandas de Lina y otros cuentos animalados, titled “Las escamas perdidas de Lu” (Lu’s lost scales), a story about a very special fish that I wrote thanks to the unforgettable experience that I lived when I was working at the hospital.

I cannot find the words to describe what I have felt… To know that, thanks to something that I created, the kids have had a nice time, they have participated, they have smiled… When they came to say hello when we finished, to give me two kisses, to say “thank you”, to tell me that they have loved the speech and the tale… What can I say? It is something amazing…

It is for moments like this the one that are really worth to live, the ones that make you grow up, the ones that fill you up with truly happinessTo be with kids, to share with them your time, your joy and your words are the biggest thing that, as a writer, can happen to me.

“Don’t give up, please don’t give way.
Even if the cold burns,
even if fear bites,
even if the sun sets,
and the wind goes silent,
there is still fire in your soul,
there is still life in your dreams”.

Mario Benedetti

 

Al mal tiempo, buena cara

Y es que no me queda otra opción que seguir, como dirían los chicos de Melón Diesel, “sacando corazón a un día gris”. No, no me pasa nada. Sí, estoy estupendamente. Lo que pasa es que hablé con mi editor para ver qué pasaba con la publicación de “Las bufandas de Lina y otros cuentos animalados”, para saber por qué se estaba retrasando tanto todo y su respuesta fue como un jarro de agua fría, helada, más bien. Resulta que la imprenta, en la que el libro lleva desde el 25 de noviembre, está en concurso de acreedores. ¿Qué pasa, entonces? Pues pasa que ni siquiera tenemos garantizado que el trabajo vaya a salir adelante. Sigo teniendo la mínima esperanza de que, aunque tarden, terminen por tirar esa primera edición con la que poder empezar a moverme, solo pido eso.

No le hecho la culpa a nadie, pues nadie la tiene, y no voy a entrar a criticar a quienes hacen las leyes, a quienes nos ahogan cada día para ser ellos un poco más ricos, porque tendría que abrir otro blog y tendría para escribir una entrada diaria en lugar de semanal. Lo único que puedo hacer es seguir esperando. Tener paciencia (menos mal que tengo sacos de ella) y seguir esperando al día en que, por fin, tenga el libro en mis manos. Mientras tanto, en lugar de bajar los brazos y de desesperarme he tomado varias decisiones.

1) Seguir publicando la entrada semanal del blog, aunque a veces pienso que se me acaban las posibilidades y que no hay nadie a quien le interesen. Os pido paciencia también a vosotros, el blog nació cuando supe que el libro iba a ser publicado, pero esta serie de catastróficas desdichas me han obligado a desviarme un poco del rumbo marcado.

2) Volcarme de lleno en la revisión de “El destino de Tamarán”. Ya me va quedando menos para dejarlo rematado y visto para sentencia. Seguir trabajando en él es lo que más me ayuda a mantener despierto mi sueño de ser escritor.

3) Empezar a buscar ideas para los siguientes proyectos que tengo en mente (algunos ya empezados), porque en cuanto termine con Tamarán, me pondré manos a la obra con el que crea más conveniente.

Y nada más. Sé que es una entrada un poco aburrida, pero os merecéis una explicación de por qué el libro sigue sin llegar, y esta me parecía la mejor manera de hacéroslo saber. Un abrazo a todos, ¡mandadme vuestros ánimos!

“Si la noche es tan oscura que no llegas a divisar tus propias manos, puedes estar seguro de que el alba está muy cerca”.

Proverbio árabe

Un encargo muy especial…

La semana pasada anuncié por Facebook que había recibido una noticia muy buena y algunos os pusisteis un poco nerviosos… Realmente no quería decir nada más al respecto hasta que todo estuviera bien atado, ¡pero la verdad es que no me puedo aguantar más!

Si habéis seguido el blog desde el principio, sabréis que parte de mis prácticas del Grado en Maestro en Educación Primaria las realicé en el Colegio del Hospital del Niño Jesús, en el área de oncología. Para aquellos que no los supieras, os redirijo a la entrada en la que hablo al respecto: https://jorgepozosoriano.com/2013/09/04/con-su-sonrisa-por-bandera/

Habréis visto también que uno de los cuentos, titulado “Las escamas perdidas de Lu” tiene mucho (más bien todo) que ver con esta maravillosa experiencia y con Lucía, alguien muy especial que inspiró la historia.

Pues bien… La semana pasada les envié un correo a Pilar, mi tutora durante las prácticas, y a Charo, la directora del colegio, para contarles que el libro iba a publicarse a lo largo de estas navidades. Las dos me contestaron dándome la enhorabuena y deseándome la mayor de las suertes, pero, además… Charo me dijo algo que me hizo inmensamente feliz:

“Me encantaría que nos presentaras tu libro en el teatro del Hospital, sería estupendo  que lo hicieses el Día del Libro, pues como sabes cada año llevamos un autor”.

¿Os lo podéis imaginar? Siempre he dicho que lo mejor de escribir para niños es saber que, gracias a ti, van a esbozar alguna sonrisa. Si esa sonrisa viene de uno de mis niños, de esos “preciosos y preciosas” de los que Charo habla con tanto cariño, mi felicidad se multiplica por infinito.

No quiero enrollarme más. Os he prometido las buenas noticias y ya las tenéis. Escribiría páginas y páginas sobre lo contento que estoy, sobre la sensación tan increíble que siento cuando pienso que voy a estar allí con todos esos preciosos, intentando hacerles sonreír gracias a mis cuentos. No quier ni pensar en el recuerdo tan bonito que me acompañará durante toda mi vida. No podría haber otro lugar mejor para celebrar el Día del Libro.

Gracias, Pilar. Gracias, Charo. Gracias a todos.

“La felicidad no es algo que experimentas; es algo que recuerdas”.

Oscar Levant

¡Bufandas!

Aún a la espera de confirmar fechas, precio, tirada, etc., he pensado que esta semana podía presentaros formalmente a Lina, la protagonista del cuento que da nombre al libro.

Como habréis visto, se trata de una jirafa muy, muy guapa creada, por supuesto, por la genial Marta Marbán de Frutos. Algunos os preguuntaréis “¿por qué ha elegido a una jirafa para ser la imagen de la portada?” Las razones son varias. Por una parte, consideré que el nombre del cuento, “Las bufandas de Lina”, era muy adecuado para aparecer en la portada. No es largo. No es demasiado corto. ¿Bufandas? ¿Lina? ¿Jirafa? ¿De qué podrá tratar este cuento? Si seguís leyendo la entrada, lo descubriréis… Otro motivo por el que la elegí a ella fue que es preciosa. Marta supo plasmar exactamente la personalidad de Lina en sus dibujos (aunque bien es cierto, que lo ha conseguido con todos los personajes del libro). Recuerdo cuentos cuyos protagonistas son animales de granja, perros, gatos… Y algunos otros más asiduos a protagonizar historias, pero no conozco ninguno que tenga a una jirafa como personaje principal. Valoré el resto de opciones, visualicé el resultado y la elección fue clara. Además, Lina, presumida como es, estuvo encantada desde el primer momento de ser la cara visible del libro. Ella, como comprenderéis, nunca valoró otra opción que no fuera la de ser protagonista absoluta.

Este cuento, el último que escribí de todos los que forman el libro, nació en mi cabeza al ver una flor de peluche que mi hermano me regaló hace algunos años. Llevaba varios días pensando en posibles animales, acechando a mis ideas para cerrar el libro tal y como lo quería. Pensé en una hipopótamo, una libélula, una leona… Pero faltaba una chispa que hiciera prender el hilo. El último animal en el que pensé fue en una mariposa y, a los pocos días, esa flor de peluche me dio la solución. Mariposas, flores, una jirafa… ¿Qué ocurrirá en el cuento? Por lo pronto, os dejo el comienzo, pero tendréis que esperar a tener el libro para saber qué sucede en un cuento con una jirafa, flores, mariposas y… ¡Bufandas!

“Quiero contaros la historia de la jirafa más presumida que jamás haya existido. Se llamaba Lina, y vivía en una preciosa casa de campo que ella misma había decorado con todo lujo de detalles. Tenía, además, un enorme jardín en el que plantaba todo tipo de flores. Rosas, tulipanes, margaritas, orquídeas… Flores de todos los colores y aromas posibles que embellecían más aún su hogar. Sin duda, era la casa más bonita del lugar.

Pero Lina no plantaba flores solo para decorar su jardín. No las regaba solo para que crecieran sanas y fuertes. No las cuidaba solo porque las quisiera. Como ya os he dicho, Lina era una jirafa muy presumida, y tan solo le interesaban las flores por sus bellos y coloridos pétalos. Con ellos se hacía bufandas kilométricas con las que adornar su larguísimo cuello. Y no tenía dos o tres, no. Sus bufandas podían contarse por millones. Una de rosas rojas. Otra de blancas margaritas. De tulipanes naranjas y de rosas orquídeas. Las tenía de todos los colores y formas posibles, y se las cambiaba constantemente para no estar más de cinco minutos con la misma”.

” Los ojos de un animal tienen el poder de hablar un gran idioma”. 

Martin Buber