Club de lectura curso 2018-2019

Antes de terminar el curso le planteé a mi directora de etapa si le parecía bien montar un club de lectura para los padres y otro para los alumnos de secundaria. Le encantó la idea tanto como me encanta a mí.

Teníamos reciente la experiencia de la “merienda literaria” que hicimos para celebrar el Día del Libro y pensamos que podría estar muy bien hacerlo de una forma más estable.

Mi idea es leer un libro por trimestre, y he empezado por los libros que me apetece trabajar con los chicos y chicas de secundaria.

La edad de la ira, de Nando J. López, porque es una lectura adictiva y genial y por todos los temas que trata (y lo bien que están tratados).

Persona normal, de Benito Taibo, porque es un libro que hay que leer y estoy seguro de que les va a encantar esa relación tan maravillosa de Sebastián con el tío Paco y su forma de ver la vida.

El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger, porque los clásicos lo son por algo y porque es una joya de la literatura juvenil que, ojalá, pueda acercarlos a leer más clásicos.

Será la primera vez que me enfrente a una actividad como esta, pero la verdad es que me apetece muchísimo poder pasar un rato hablando de libros.

¿Qué os parecen estas lecturas? ¿Creéis que es una elección acertada?

¡Un abrazo!

“Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee”.

Miguel de Unamuno

Crítica: Persona normal, de Benito Taibo

Título: Persona normal

Autor: Benito Taibo

Editorial: Planeta (Crossbooks)

Después de verlo por tantos sitios, leer que era una maravilla, que había que leerlo sí o sí; recomendaciones, reseñas, críticas muy positivas… ¿Cómo no iba a leer “Persona normal”? Tuve que hacerlo y, aunque luego leeréis algunos puntos que me han chirriado un poco, lo cierto es que me alegro mucho de haberlo leído. Os dejo con los puntos fuertes antes de deciros lo que más y lo que menos me ha gustado, como acostumbraré a hacer siempre que haga alguna crítica literaria.

ed7075d8f1d2e87f01c4c3029b6144f8

Primero: y por encima de todo lo demás, el tío Paco. Qué delicia de personaje, qué ternura inspira, qué forma tan bonita de vivir, de querer, de educar… Una buena figura a la que intentar parecerse a la hora, en mi caso, de dar clase a mis alumnos.

Segundo: las recomendaciones de libros. Siempre es de agradecer que alguien con la autoridad suficiente nos recomiende lecturas, y el libro está plagado de ellas, todos reunidos al final del libro en “La biblioteca de Sebastián”.

Tercero: la forma de escribirlo. Sebastián es muybuen narrador, la lectura es fluida, sencilla, llena de esos momentos que te pellizcan el corazón un poquito… Todo eso (sobre todo lo último) a mí me gusta bastante cuando leo.

Lo que más me ha gustado: sin lugar a dudas, ese pedazo de personaje que es el tío Paco. Solo por él ya merece la pena leer la historia.

Lo que menos me ha gustado: aun a riesgode que me echen a los leones, he de confesar que hay algo en el libro que hizo que tuviera que espaciar la lectura. No. No pude leerlo del tirón y he tardado bastante en terminarlo (aunque ha habido otras lecturas intercaladas). ¿El motivo? Quizás es cosa mía, pero ha habido varios momentos en los que he percibido un leve tufillo a “moralina”. Como si el autor tuviese la verdad absoluta sobre ciertos temas y tuviera que dejar claro que la vida hay que vivirla así, tal y como él dice, siguiendo al pie de la letra sus consejos porque, de lo contrario, estarás haciendo mal las cosas y malviviendo tu vida. Insisto en que quizás es cosa mía, pero he tenido esa sensación en bastantes ocasiones mientras leía.

Quiero incluir también que, aunque las recomendaciones de libros me parecen un punto a favor del libro, es cierto que también había veces en que me ha parecido que no era necesario incluirlos. Me explico. Ha habido veces en que he pensado “esto está escrito única y exclusivamente para meter a capón una recomendación literaria y ni me cuadra ni lo necesitaba”. ¿Me entendéis?

A pesar de estos puntitos negativos, recomiendo “Persona normal” y ya tengo varias anotaciones para leerles a mis alumnos, esperando que las enseñanzas del tío Paco les pellizquen el corazoncito igual que lo hicieron con el mío.

Si tenéis opiniones parecidas o contrarias a las mías, estaré encantado de leerlas.

Un abrazo,

Jorge Pozo Soriano

“Porque, si algo he aprendido, es que la literatura es un tesoro y hay que compartirlo”.

Benito Taibo , “Persona normal”