Esa otra mitad…

No quiero dejar más tiempo para hablar de una persona sin la cual nada de esto tendría sentido. Los cuentos estaban escritos, sí. Mi trabajo estaba hecho, pero solo era una mitad. Faltaba completar el trabajo, y de esa otra mitad no podía ocuparme yo. Mi madre dibuja como los ángeles, pero se debió de quedar ella con todos los genes pictóricos. Por suerte, pronto supe quién podría encargarse de ilustrar mis cuentos…

Siempre me he enorgullecido (y siempre lo haré) de tener muchos y muy buenos amigos, y fue gracias a una buenísima amiga, Mónica, por quien encontré a la mejor ilustradora del mundo: Marta Marbán de Frutos, su hermana.

Desde el primer momento, Marta se embarcó conmigo en el proyecto con la misma ilusión que yo tuve siempre. Podéis ver algunos de sus dibujos en el blog, y estoy seguro de que habéis pensado lo mismo que pensé yo cuando los vi, que es una pedazo de artista.

Mi ilustradora

Desde entonces, estoy seguro de que nació una relación que durará muchos años y muchos libros más. Porque es una ilustradora maravillosa, pero, sobre todo, porque es una maravillosa persona.

 “El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo”.

Gustavo Adolfo Bécquer

Anuncios

Un pensamiento en “Esa otra mitad…

  1. Pingback: La persona adecuada/ The right person |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s